Francisco Vilches / Letters / Madrid

carta_25

Madrid y abril 17 de 1634.

(Tom. 216, fo1. 370. —1.)

Pax Christi, etc. Aquí no hay otra cosa ahora sino la prisión del duque de Ariscot, cuyas circunstancias hacen muy grave el caso, y cuyas causas por muchas y diferentes hacen más dudable la verdad. Le llamó el rey, le habló para que descubriese lo que le preguntó, habiendo estado primero en una junta en que estaban el duque de Alba, el marqués de Gelves, el presidente de Castilla, los señores D. Fernando Ramírez, D. Antonio de Contreras y D. Francisco Antonio de Alarcón: negó a lo que le preguntó el rey; volvió le rey a la junta, y debió de dar cuenta de lo que le había pasado. Estuvo allí un rato, volvió el rey a llamar a la junta al duque de Ariscot, y le volvió a preguntar; dicen que también le negó todo. Salió de allí, y queriendo irse, habló echadas las puertas dobles, hasta que el marqués de Gelves le sacó por la Priora en un coche cercado de la guarda, y le entregó a dos alcaldes que le llevaron preso a un castillo de la Alameda; (esta fue la prisión).

Él es grande de España, es de la Cámara del rey, y anteayer servía cuando le prendieron; le envió aquí la señora Infanta para acabar de ajustar las treguas de Flandes. Es el mayor señor de aquellos estados, y poderoso mucho en ellos; y porque V. R. oirá grandes dislates del vulgo que a boca llena le da por traidor, digo que dicen los más cuerdos que le habían convidado para entrar en estos tratos que se han descubierto en Alemania con la muerte de Frislant [Albrecht Wenzel Eusebius von Wallenstein]    y que él no quiso entrar en ellos; pero que por haberlos sabido y no haber dado cuenta, hay razones para prenderle; pero el modo arguye tanto, que esto parece poco. El tiempo lo descubrirá, y Dios nos guardará nuestro rey, que en efecto es solo el que mira por la religión católica. Guarde Nuestro señor a V. R. muchos años como deseo.

Madrid y abril 18 de 1634. =Francisco Vilches. =Al P. Rafael Pereyra.

Me dice V. R. a la margen de su carta, le avise en qué está la diferencia; no he podido entender sobre qué me lo pregunta, y así no respondo.

Guarde Dios a V. R. como deseo. Madrid y abril 18 de 1634. =Francisco Vilches. —Al P. Rafael Pereyra, en Sevilla.

See full screen

carta_26

18 April 1634