Letters / Madrid / Sebastián González

carta_132

Madrid y julio 17 de 1635.

(Tom. 111, fol. 318.)

Pax Christi, etc. Hermano mío: Yo estimo en tanto el favor que me hace cuanto no podré significar, y ya que pone el trabajo, no quiero que ponga la costa; avise lo que cuesta el tabaco y cocos, y a quién quiere dé el dinero que al punto lo daré, y le ruego sean los cocos los mayores que se hallaren, y uno y otro lo remita al P. Crespo, que él me lo dará pagándole el porte.

 De Flandes vino correo del Sr. Infante, y se verificó había sido falsa la voz que los franceses habían echado de que le habían dado rota. Mudó su alojamiento que estaba entre Tillemont y Diste, y se pasó entre Lovaina y Bruselas sin perder un soldado. Los franceses, viendo desamparado a Tillemont, le entraron e hicieron en él grandes insolencias; quemaron gran parte del pueblo, mataron muchos religiosos, y a las religiosas viejas quemaron, a las mozas forzaron y robaron lo que pudieron. Se me olvidaba decir como al Santísimo Sacramento le echaban por el suelo y lo daban a los caballos, y como un fraile agustino que en la entrada desde una parte de la muralla mató algunos franceses, le crucificaron en ella. A las imágenes las degollaban y arcabuceaban. El general es el mariscal Jatillon (Chatillon), hereje, que de estos se sirve aquel rey. Tomaron también a Diste, que por ser del patrimonio del príncipe de Orange [Guillermo de Orange-Nassau] no le saquearon, y tomaron a Sichen y Ariscot. De estos dos últimos lugares no se sabe los saqueasen ni lo particular; todas son plazas casi abiertas y pequeñas, sin fortificación considerable, que son de quien tiene la campaña, y con la facilidad que las han tomado las dejarán por no poderse defender y estar cercadas de pueblos nuestros fuertes.

El conde de Oñate ha enviado al Sr. Infante 10, 000 alemanes. Esto es cierto.

Dicen que el de Lorena le ha enviado al Sr. Infante 10, 000 hombres y 26 piezas de artillería.

A cinco jornadas venía al socorro Picolomini con 8, 000 infantes, 6, 000 dragones, 5, 000 caballos y 2, 000 cosacos. El general Galasso trae 30, 000 hombres entre infantería y caballería y estaba de esa otra parte del Rin; tomó al paso la corte del Palatino y otra ciudad. El rey de Hungría, y el hermano del rey de Polonia vienen juntos; traen 50, 000 infantes y 24, 000 caballos. Galasso y el rey de Hungría y el de Polonia, están acabando con los jabardillos de Baymar [Bernardo de Sajonia-Weimar] y otros rebeldes para entrar en Francia o acudir a Flandes, si la necesidad lo pide.

Los del país lo han hecho bien, porque el designio de holandeses y franceses, según se colige, era de que los Estados obedientes, viendo con poco ejército al Sr. Infante, y el suyo tan poderoso, que tienen entre los dos 50, 000 infantes y 10 o 14, 000 caballos, se levantasen y diesen al traste con los nuestros a la sombra de aquel ejército. No ha sido así gracias a Dios, si no que de la gente noble y de los hidalgos han venido a servir a su Costa 800 con sus familias.

Bruselas ha enviado a su costa 1, 000 infantes; Amberes otros 1, 000, Lovaina otros 1, 000, y cada día se va juntando nueva gente irritada de los franceses y de sus insolencias, y obligados de la cortesía del Sr. Infante que está sobre manera bien quisto.

De acá se le han enviado 2, 500 españoles de socorro y 400, 000 ducados en barras por San Sebastián. Ha habido aviso que estos han llegado.

Mas gente dicen que irá con el capitán Ribera, y en letras se han remitido 1. 300, 000 ducados; buen dinero es si no las protestan como otras. Dicen que es efectivo; en no siéndolo no hay guerra, porque el dinero es quien la hace.

Partieron ayer el marqués de Celada, D. Francisco de Melo, el conde de Sora, el duque de Veraguas. El marqués de Celada por general de la caballería en Alemania y gobernador de 11, 000 alemanes, y con título de embajador del emperador; D. Francisco de Melo por embajador a los príncipes de Italia. Le han dado a este título de Conde, y le han hecho además del Consejo de Estado; después pasa por embajador a Alemania. El conde de Sora va por embajador a Polonia. El de Veraguás, con título de maese de campo y gobernador de dos regimientos, a Flandes.

El pleito de Carlos Pablo ha estado dormido; estos días le tornaron a meter en la cárcel, y dieron la sentencia de repente condenándole en 1, 000 ducados para la Cámara, que pague al doble 600 fanegas de sal, y a muerte (sic). Se dice no han visto su defensa, y que con ella esto se mejorará mucho. Dios le saque bien de este trabajo, que es hombre muy honrado, y que no creo ha pecado de malicia como se presume, sino de demasiada bondad y confianza. En Cuenca avisa el P. Jacinto llevó el Corregidor a casa un monstruo que había parido una coneja para que los padres le viesen. Era una como figura de conejo, con un cuerno en la frente de carne, un ojo solo debajo del cuerno, orejas de murciélago cerradas, manos y pies de hombre. Dicen lo envía pintado al presidente. Si después saliera impresa la figura, se la enviaré: y ahora a Dios que me le guarde, y no se olvide de lo que encomiendo al principio de esta, de Madrid y julio 17 de 1635. =Sebastián González. =Al P. Rafael Pereyra.

Su primo de V. R. llegó ayer aquí, no sé dónde parará que el P. Mejía está despacio.

Remito copia de una carta del conde de la Roca que acaso me dio uno de nuestros hermanos.

See full screen

carta_133

20 July 1635